Espacio al amor

Reflejos ajenos

Era toda literatura. Aquel sueño realizado no era más que una bicoca del universo en su cabeza. Jamás existió lo imposible, bastaba proponérselo para de un salto alcanzar aquella estrella a su antojo. Era simple como el viento y se dejaba arrastrar. Pero no quiso continuarle el juego a su memoria, se rehusó a todo lo que le oliera a otro tiempo. Ella lo llamaba historia, el resto recuerdo. Así era, ella, viento, risa, letra, pasado, vida y ahora futuro. Así se marchó en una carrera hacia adelante, se perdió de vista de aquellos que solo podían observarla desde sus ojos empañados en presente.

Anuncios

Un comentario sobre “Reflejos ajenos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s